Luna atrapada [Poema]

Estándar

Como quien sigue la luna atrapada
detrás de nubes grises,
te perseguí esa madrugada
y me bañé en tu luz tenue

Estático y fascinado
observador del mundo calmo
y de las almas durmientes

Velé por mis sueños
aquella temprana mañana
y agradecí por el presente

Entre sonidos de acordes,
mis pies cansados
en medio de la oscuridad

Mis ansias te buscaban,
y nos encontrábamos,
en medio de la urbe gris

Fue aquél destello de luz
que en medio de la noche
atravesó mis ojos

Y como el obturador
de una cámara vieja,
logré captarte

Ahora,
en cada parpadeo,
te encuentro

En un eterno sueño,
con cada movimiento ocular
suelo buscarte incansablemente

¡Oh, amada luz!
¿Donde estás?
¿A donde te habrás ido?
¿Será que aquél otro a quien iluminas te esconde con recelo?

¡Oh, amada luz!
¿Por qué te escondes?
Quizá solo soy muy ingenuo como para encontrarte.

O quizá será mi dormida avenencia
por el frío y la oscuridad,
que me aleja de ti

La verdad,
ya no sé que esperar de mí

Solo esperaré a otra oscura mañana,
en que las nubes me dejen verte…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *