Siempre habrá tiempo para escribir una nueva historia

Estándar

Un diario que ve reducidas sus páginas a casi la mitad, representando un nuevo comienzo, no tan fresco, acompañado de las experiencias pasadas, de los errores, de las caídas, pero también de los momentos bellos, de las buenas relaciones construidas, de la constante búsqueda de propósito, paz interior y preparación para la vida.

¿Alguna vez te haz preguntado si estás aprovechando tu potencial al máximo? Yo lo he hecho un montón de veces, y la mayoría de ellas caigo en cuenta de que no… a veces también me coloco en los zapatos de los demás, y me siento mal por aquellas personas que, no siendo suficiente con saber que no han aprovechado su potencial al máximo, ni siquiera ven sentido a sus propias vidas, se han perdido tanto en la búsqueda de satisfacer expectativas infundadas desde el exterior por personas a quienes seguramente ni les importan, que simplemente no pueden concebir otra forma de vivir que no sea esa, el consumismo desenfrenado, la constante búsqueda del placer momentáneo, y tantas otras cosas que terminan llevándoles por un abismo.

El abismo no necesita ser precisamente algo malévolo, maligno o mortal, pero si se le puede comparar a una suerte de dominio inconsciente que se ve involucrado en nuestras vidas, cuando la cotidianidad se convierte en una constante actitud de irresponsabilidad e indiferencia frente a las circunstancias que podemos controlar para «estar mejor» y el exceso de atención a aquellas circunstancias que no podemos controlar de ninguna manera.

Y es que la vida, el mundo, y el universo, son de por si, incontrolables, no tiene sentido querer controlarles, por más que nos preocupe una situación, por más miedo que tengamos, no tiene sentido alguno, y hasta cierto punto, cuando somos conscientes de una situación adversa, que de alguna manera complica nuestros planes, preocuparnos, puede ser útil, quizá la primera, la segunda o la tercera vez, así podemos resolver mentalmente el rompecabezas y formular una posible forma de afrontar el desafío, es una angustia productiva, pero no tiene sentido vivir 10 años preocupados por algo que NUNCA ESTARÁ BAJO NUESTRO CONTROL, eso es algo que inevitablemente nos llevará al sufrimiento.

Me gusta pensar que nuestra vida es una historia o una novela, donde no somos exactamente el protagonista, tampoco el autor, pero si coexistimos como varios elementos que se desarrollan a medida que la escribimos, incluyendo estos últimos. La calidad, el sentido y el valor de dicha novela están directamente relacionados a cuan conscientes somos de nuestro papel en ella, ya que, ejercemos dicho papel, lo queramos o no, pero cuando sabemos que estamos escribiendo nuestra propia historia, es decir, somos conscientes de nuestro papel, y que como todas las historias, la nuestra también tiene un final, queremos que sea la mejor, no para él, o para ella, para nosotros.

Escribir una buena historia personal, para mí, no tiene que ver con ser un best seller author en un mundo donde todos escriben y consumen historias complacientes y sumisas, escribir una buena historia es llenar tus páginas con los capítulos más pintorescos, más pacíficos, más frívolos, más amorosos y más dolorosos posibles, consciente de que tu historia tiene un final.

Siempre habrá tiempo para escribir una nueva historia… mientras estés vivo.



Posted from my blog with SteemPress : https://steemit.com/blog/@joedukeg/siemprehabrtiempoparaescribirunanuevahistoria-w1ajk2t8gu


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *