Pensamientos sobre la administración del tiempo

Estándar

20190719_180536.jpg

Pensamientos sobre la administración del tiempo

Estar ocupado vs Ser productivo

Solemos confundir estar ocupados con ser productivos, cuando son cosas totalmente distintas… recuerdo haber leído en Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen Covey, que no es lo mismo una urgencia que una prioridad, usualmente, yo considero que he sido productivo cuando invierto mayor parte de mi tiempo en mis prioridades y no en mis urgencias.

Una urgencia, sería por ejemplo, leer correos o atender llamadas, mientras que una prioridad, es una actividad que a pesar de que no tenga un efecto inmediato al momento de realizarla, tiene un gran impacto en tu vida en el largo y mediano plazo, prioridades podrían ser por ejemplo, leer 20 páginas al día de un libro que mejorará tu manera de pensar, invertir cierta cantidad de tiempo a desarrollar una habilidad, tomarte el tiempo para conversar y escuchar a una persona que te importa, etc.

Algo curioso, es que, comúnmente, las urgencias son actividades que realizamos a propósito pero también son situaciones que salen de nuestro control y tenemos que atenderlas a juro y en el mejor caso, delegarlas, en cambio, las prioridades, suelen ser actividades que requieren de un mayor propósito y auto consciencia, no es algo que sea impuesto, es algo que tenemos que encontrar y que depende 100% de nosotros mismos.

Tiempo, tiempo y más tiempo

Como te habrás dado cuenta, tiempo es una palabra fundamental, y practicamente todo gira en torno al tiempo y como lo utilizamos, estos últimos meses he dado mayor énfasis a como administro e invierto mi tiempo y he descubierto la inutilidad de una gran cantidad de actividades que antes realizaba, he aprendido que los seres humanos podemos vivir con mucho menos de lo que creemos, y no hablo solo de lo material

Una vez que eres consciente de que es una urgencia y una prioridad, es cuando empiezas realmente a darte cuenta de la importancia del tiempo y como aprovecharlo.

Aprovechar el tiempo

Consciencia, auto control y disciplina

Aquí es cuando la administración del tiempo se convierte en un verdadero reto, y es cuando tus emociones y tu estado anímico se inmiscuye en el camino, vamos, tenemos que aceptarnos tal cual somos, y la verdad es que venimos como en un paquete todo en uno, una mezcla de todos nuestros sueños, metas, miedos y expectativas revoloteando 24/7 en nuestro cerebro, es difícil aprovechar el tiempo de acuerdo a como lo administramos en una agenda cuando un día no te sientes bien porque paso algo, o cuando simplemente no tienes ganas de hacer algo.

Y de ahí en adelante es donde la cosa se pone aún más interesante, porque la sola necesidad de aprovechar el tiempo nos permite despertar cosas en nosotros que antes no conocíamos.

En mi caso, por poner un ejemplo, antes me costaba mucho hacer algo cuando no tenía ganas de hacerlo, pero ahora, que comprendo que es una prioridad y las conozco de ante mano, sobre pongo dichas prioridades ante mi estado de ánimo, con el entrenamiento, por ejemplo, han habido días que me sentía de la mierda pero aún así lo hacía, y gracias a eso he llegado hasta donde he llegado, y lo más curioso de todo es que una vez que realizas una actividad prioritaria a pesar de no tener ganas, sueles sentirte mejor.

Tomar acción

Ahora que conozco mis prioridades, y de haber pasado por este proceso de 2 semanas en las cuales perdí el total control de mi tiempo, periodos necesarios, ya que te invitan a re pensar tu propósito, no me queda otra que tomar acción.

Si te encuentras en una situación similar, te invito a que tomes acción, a veces es lo único que falta, bendiciones, nos vemos en un próximo post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *